Modelo de virtualización sin análogo

No se necesitan programas de virtualización adicionales

La ventaja de la plataforma de virtualización KVM proviene del hecho de que se compila como parte indivisible del sistema operacional del servidor físico, eliminando la necesidad de cualquier nivel de virtualización adicional. Esto significa que no se requiere otro programa de software más que oficie de intermediario entre la máquina física y las máquinas virtuales que se van creando. De esta manera la capa de virtualización deja de ser el punto único de error. Todo ello da como resultado la disponibilidad de KVM VPS mucho más céleres y fiables frente a otro tipo de Servidores VPS.
Modelo de virtualización sin análogo

Utilización de recursos mejorada

Uso eficaz de los recursos del servidor

Normalmente las máquinas huésped exigen la presencia de un nivel adicional que establezcan la conexión entre ellas y el servidor físico haciéndose cargo de la administración de los recursos. Esta es una circunstancia que lleva a menos recursos disponibles para las propias máquinas virtuales. Gracias a los KVM VPS, cualquier capa adicional queda excluida, teniendo en cuenta que el la secuencia de procedimientos de virtualización se compila en el interior del sistema operacional del host. De esta forma, la cantidad de recursos que el host ofrece pueden utilizarse por los VPS que han sido configurados. Dicha disponibilidad de recursos le proporciona un impulso extra que le será útil para hacer que sus páginas o aplicaciones web se destaquen de la competencia.
Utilización de recursos mejorada

Un control absoluto en lo que se refiere al sistema operacional

La limitad total de subir el SO que quiera

Lo que se puede considerar una limitación de los Servidores Privados Virtuales, frente a los servidores reservados, es justamente el SO – normalmente usted no puede instalar un SO si este no entra en las alternativas de SOs que ofrece el proveedor del servicio. Con un Servidor Privado Virtual KVM, no obstante, ya tiene la oportunidad – efectivamente instalar un sistema operativo cualquier compatible con los requisitos del servidor o la configuración de hardware del servidor principal. Esto es posible como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM es una parte integrante del SO del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, fácil de encontrar en varias soluciones de virtualización alternativas.
Un control absoluto en lo que se refiere al sistema operacional
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL